Narcosis de gas – Aprende todo lo que necesitas saber

narcosis de nitrógeno

La narcosis de gas o más comúnmente conocida en el mundo del buceo como narcosis de nitrógeno, es un tema que, a muchos buceadores, sobre todo a los más nuevos en este deporte, les suena extraño y desconcertante, ya que no logran entender en qué consiste o cómo reconocerla. Si eres de esos buceadores, no te preocupes, en este artículo te explicaré todo lo que necesitas saber sobre la Narcosis para que no vuelvas a tener dudas sobre este asunto.




¿Qué es la Narcosis de gas?

Técnicamente, la narcosis de gas es una alteración reversible del estado de conciencia de un individuo que se experimenta en el buceo a partir de cierta profundidad y que va aumentando sus efectos según vayamos incrementando la profundidad de nuestra inmersión.

Esto puede sonar demasiado técnico, pero no te preocupes, porque otro término muy habitual que se usa para denominar este fenómeno fisiológico y que describe mucho mejor la sensación que se experimenta cuando se sufre narcosis es el de “borrachera de las profundidades”. Efectivamente, esta alteración de conciencia a la que hace referencia la definición más técnica, se puede comparar a la que se percibe cuando te encuentras en un estado de embriaguez, pudiendo experimentar euforia y una disminución de tu capacidad cognitiva, lo que te puede llevar a asumir riesgos innecesarios y en la mayoría de casos muy peligrosos.

A pesar de que la idea de experimentar una sensación de embriaguez a varios metros bajo la superficie puede parecer aterrador, hay que destacar en este aspecto que la narcosis de gas es un efecto completamente transitorio, por lo que una vez que eliminemos los agentes externos que están haciendo que se produzca este fenómeno, los síntomas desaparecerán de manera instantánea.

¿Por qué en el buceo se le suele llamar narcosis de nitrógeno?

por que nitrógeno

Si eres buceador, seguro que has oído hablar de este efecto como narcosis de nitrógeno o simplemente narcosis. Esto se debe a que, en el buceo, y en mayor medida en el buceo recreativo, lo normal es que la mezcla de gases que llevamos en nuestra botella cuando realizamos una inmersión, tenga proporciones iguales al aire que respiramos en superficie. Es decir, que en el buceo recreativo a no ser que estemos haciendo un buceo Nitrox, la mezcla de gases en nuestro tanque será de 79% de nitrógeno y 21% oxígeno. Siempre teniendo en cuenta que estos datos son aproximados, ya que a pesar de que los compresores que se utilizan para llenar las botellas de buceo filtran el gas antes de introducirlo, para eliminar las posibles partículas de contaminación que pueda haber en el aire, no siempre se puede filtrar al 100%, dando lugar a que estos porcentajes no sean del todo exactos.

Como verás, al ser el nitrógeno el gas predominante en la mezcla que respiramos mientras buceamos, la intoxicación que se sufre viene de la mano de este gas mayoritario. Por eso en el buceo a la narcosis de gas se la llama comúnmente narcosis de nitrógeno o simplemente narcosis.

¿Por qué ocurre la narcosis?

La narcosis es un efecto que ocurre con mucha frecuencia y del que se ha dedicado mucho tiempo y esfuerzo a investigar, no se conoce de manera exacta cuáles son las causas que lo producen. Aun así, sí que se conoce que este efecto anestésico no es único del nitrógeno ya que casi cualquier gas, incluidos los gases inertes, pueden tener estos efectos en el cuerpo humano cuando se les somete a presiones parciales elevadas.

Ahora bien, todos estos estudios han demostrado que la solubilidad de un gas es proporcional a su capacidad narcótica, y a pesar de que el nitrógeno es un gas fisiológicamente inerte, puesto que el que respiramos no lo utiliza nuestro cuerpo para realizar ninguna función, su alta solubilidad hace que nos afecte en mayor medida. Es por eso que en el buceo es un factor que debemos tener muy presente cuando estemos planificando nuestra inmersión, siendo conveniente que tengamos presente que a partir de cierta profundidad existe una gran probabilidad de que experimentemos narcosis, con todo lo que acarrea (mayor consumo, desorientación, conducta errática…).




¿Qué hacer si sufro narcosis durante una inmersión?

Si durante una inmersión empiezas a experimentar signos de narcosis, no te debes de asustar, puesto que el efecto de la narcosis es completamente temporal. Es decir, que una vez que eliminemos los factores que la están causando, se eliminarán los efectos sin dejar ninguna secuela. Por lo que, como la narcosis está asociada a la profundidad, la mejor opción que podemos tomar si empezamos a experimentar este efecto, es disminuir la profundidad progresivamente hasta que veamos que dejamos de experimentar los efectos narcóticos.

Otra opción para reducir la narcosis en una inmersión profunda es recurrir a mezclas de gases diferentes al 79 – 21% que estamos acostumbrados. Disminuyendo la cantidad de nitrógeno de la mezcla e incluyendo otros gases no narcóticos como el helio, conseguiríamos reducir los efectos anestésicos de la narcosis de gas. Sin embargo, esta solución es más común en el buceo técnico y el buceo profesional que en el buceo recreativo, puesto que, la complejidad asociada a utilizar mezclas de gases concretos, hace que sea necesario realizar cursos especializados en los que aprender a gestionar los riesgos asociados a esta clase de buceo.

¿Qué peligros conlleva sufrir narcosis de nitrógeno?

Como es lógico, a pesar de que sufrir narcosis es algo frecuente en los buceadores que realizan buceo profundo, lo cierto es que hay que tener presente cuáles son sus efectos y cómo identificarlos para poder así evitar los peligros que conlleva sufrir narcosis.

De entre todos los problemas posibles que se asocian a la narcosis, debido a su peligrosidad, hay uno que destaca sobre los demás, y es que, a causa de esa sensación de euforia que se experimenta, el buceador puede perder la noción de lo que es peligroso y lo que no, realizando acciones que le lleven a sufrir entre otras cosas, intoxicación por oxígeno o ahogamiento. El ejemplo más común de este problema es que, a causa de un estado de embriaguez, el buceador decidiera aumentar su profundidad más allá de lo recomendado en el buceo recreativo (-40 metros máximo), hasta que, llegado un punto crítico, sufriera una intoxicación por oxígeno, haciéndole convulsionar y teniendo por tanto muchas probabilidades de sufrir un ahogamiento.

narcosis por profundidad

Otro riesgo que también habrá que tener en cuenta es que la baja capacidad de concentración y coordinación que se sufre bajo los efectos de la narcosis, pueden hacer que el buceador se quite el regulador de la boca, y luego sea incapaz de volvérselo a poner haciendo que entre en pánico y sufra un ahogamiento.

Por último, y a pesar de que existen muchas más opciones que no se mencionan aquí, otro riesgo que se asocia a los efectos de la narcosis es que el buceador no se realice un correcto seguimiento del gas que le queda en el tanque, permaneciendo más tiempo del recomendado a esa profundidad y llegando a consumirlo por completo, viéndose obligado a realizar un ascenso de emergencia sin hacer parada de seguridad.

Como ves, existen muchos peligros asociados a la narcosis que se experimenta en el buceo profundo, y es por eso que si quieres conocerlos y realizar inmersiones profundas de forma segura lo más lógico es que realices un curso de especialidad de buceo profundo donde aprendas a identificar todos estos riesgos y a gestionarlos en caso de que sufras narcosis en la inmersión.

Gestión de la narcosis

Lo mejor para gestionar la narcosis es conocer sus efectos, cómo identificarlos y en caso de sufrirlos, saber cómo gestionarlos para que no nos provoque ningún problema. Sin embargo, si quieres realizar buceo profundo con asiduidad, se pueden seguir diferentes estrategias para gestionarlos de manera eficiente.

La primera de todas, es la más lógica y además la más importante. No sobrepases la profundidad máxima a la que puedes bajar en función del entrenamiento que hayas recibido. Es decir, si eres Advanced Open Water Diver y no tienes el curso de buceo profundo, tu formación únicamente te permite bajar hasta los -30 metros de profundidad, por lo que, si no quieres asumir riesgos innecesarios, no superes ese límite, ya que más allá, es probable que experimentes sensaciones que no conoces y tengas que gestionar situaciones para las que tu formación no te haya preparado.

La segunda estrategia es adaptar tu cuerpo paulatinamente a la narcosis. Igual que con el alcohol el cuerpo humano se va acostumbrando a sus efectos cuantas más veces lo consumas, con la narcosis ocurre algo similar, dado que si realizamos de manera periódica inmersiones en las que sintamos sus efectos, nuestro cuerpo se irá acostumbrando a ellos e iremos desarrollando cierta resistencia que nos permitirá controlarla mejor.

Por último, otra estrategia sería dar el paso y empezar a formarte para poder usar mezclas de gases no narcóticos como el helio. En el buceo técnico, el curso a realizar para poder usar esta clase de mezcla de gases es el curso de Trimix, en el que se empiezan a gestionar mezclas de oxígeno, nitrógeno y helio. Sin embargo, a no ser que seas un buceador experimentado, esta opción es la menos recomendable porque has de conocer aspectos técnicos del buceo que te pueden resultar difíciles de entender, por lo que lo lógico es avanzar en el buceo recreativo hasta que tengas un gran control de todo lo que engloba esta rama del buceo y luego des el salto a la rama técnica perfeccionando y profundizando en todos los conceptos.

Factores que contribuyen a sufrir narcosis

A pesar de que los efectos de la narcosis los sufren todos los buceadores que realizan inmersiones profundas, existen varios factores que hacen que nos afecten en mayor o menor medida.

El primero de todos es la susceptibilidad que tenga cada persona para sufrirla. Al igual que con el alcohol cada individuo lo tolera de manera diferente. La narcosis no afecta igual a todo el mundo y varía en función de la fisiología de cada uno, por lo que un buceador puede tener narcosis a cierta profundad, mientras que otro podría no sufrir sus efectos. Es por eso que es importante que conozcas cómo te afecta la narcosis y cómo le afecta a tu compañero, para así poder hacer en el briefing, una previsión aproximada de en qué momento empezareis a experimentar sus efectos.

narcosis de buceo y drogas

Otro factor importante que contribuye a sufrir narcosis es el uso de drogas (legales e ilegales) antes de realizar una inmersión. Como es lógico el uso de drogas o medicamentos antes de realizar una inmersión está totalmente desaconsejado, debido a que pueden nublar nuestro buen juicio y hacer que una inmersión fácil sea muy peligrosa. Pero esto toma más importancia si hablamos de buceo profundo, dado que, al bloqueo en el cerebro de ciertas señales nerviosas provocado por el uso de las drogas, habrá que sumarle el efecto de la narcosis.

Por último, y aunque se podrían enumerar un sinfín de factores que contribuyen a sufrir narcosis. Cabe destacar que el estrés puede jugar un papel muy importante en este aspecto. Considerando que, no solo puede aumentar nuestra respiración y con ello hacer que empecemos a hiperventilar, sufriendo una mayor sensación de narcosis, sino que puede disminuir nuestra capacidad de concentración haciendo que sintamos sus efectos con una mayor dureza.




Como ves, la narcosis de nitrógeno es algo a tener en cuenta en las inmersiones profundas, por lo que conocer sus síntomas y sus efectos te ayudarán a sumergirte con mayor seguridad.

Si te ha parecido un artículo interesante, tienes alguna duda o cualquier otra cosa déjame un comentario y te responderé encantado.

Etiquetado ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *